¿Cómo Involucrar a la Iglesia en las Misiones Mundiales?

Marcos 16:15; Hechos 1:8; 13:47

Introducción: La Iglesia cristiana tiene el deber de llevar el mensaje del evangelio a todo el mundo, pues esa es la razón de su existencia, el mandato del Señor es bien claro, no se puede pasar por alto y no hacerlo, es desobedecer al Señor una vez que sepamos nuestra responsabilidad, el siguiente paso es saber cómo hacerlo, estemos dispuestos a cumplir la misión.

I.   Razones Para que la Iglesia se involucre en las Misiones

     La primera razón es el deber o misión asignada.

1.      La iglesia existe para predicar el evangelio. (Mc. 16:15)

2.      La iglesia debe cumplir el mandato. (Mateo 28:19)

3.      La iglesia de hoy tiene el ejemplo de la iglesia primitiva.

      La segunda razón la necesidad que hay en el mundo.

1.      La mayor necesidad del ser humano:

       a.      Escuchar el mensaje de Dios.

       b.      Tener la oportunidad de salvarse.

       c.       No hay otro medio aparte del evangelio para ser salvo. (Hechos 4:12)

    La tercera razón es la invasión de las religiones y sectas falsas.

1.      El Islam, con sus 1,200 millones de seguidores; con 48 países con gobierno musulmán y con adeptos en todo el mundo.

2.      El Hinduismo con unos 750 millones de feligreses.

3.      El Budismo con sus 400 millones de adeptos.

4.      Además están: El Shintoismo, el Animismo, el Catolicismo, el Judaísmo, y las sectas derivadas del Cristianismo y por causa de estas religiones hay más  de 10,000 pueblos no alcanzados, su mayoría en la ventana 10/40.

II.      Cómo se puede Involucrar la Iglesia en las Misiones

“Misiones se hace con los pies de los que van, con las rodillas de los que quedan  y con las manos de los que Dan”

A través de la Oración

1.      Nuestra responsabilidad es Interceder, Orar y Ayunar. Mt. 9:38; Jer. 29:7; Hec. 13:1-3

A través de Nuestras Ofrendas

1.      Contribuimos al engrandecimiento de la Obra de Dios, y recordemos que es un mandato (1 Cor. 16:1-2), dando de gracia y privilegiadamente (2 Cor. 8:1-7), la iglesia de Filipos y Macedonia fueron  ejemplo (Fil. 4:15-20; 2 Cor. 11:8-9).

Siendo Obedientes al llamado de Dios (Misiones Domésticas y Foráneas)

1.      Dios requiere de hombres dispuestos a servir y a hacer la voluntad de Dios siguiendo el ejemplo del mejor misionero nuestro Señor Jesucristo. Hebreos 10:5; Ez. 22:30

 Esta tarea no es para unos, la Palabra de Dios es clara y precisa al decir “Id por todo el mundo y predicar el evangelio a toda criatura”; “Id y haced discípulos a todas las naciones”, involucrándonos a todos en este trabajo que conlleva mucha diligencia y responsabilidad. Ante tan gran demanda yo te invito a que puedas decirle al Señor “Heme aqui enviame a mí”.

Anuncios