Guatemala, Abril de 2009

Estimado Joven y Señorita

Asamblea de Dios Cristo te Ama

Presente

Estimado Joven

Dios te bendiga Joven y Señorita de Cristo te Ama, es nuestro deseo que en cada actividad y en cada servicio tu vida siga siendo alimentada con la palabra de Dios pues el poder que desata sobre nosotros nos alimenta espiritualmente (Mateo 4:4). El CONGRESO Estirpe de Guerreros, nace en el corazón de Dios bajo la necesidad de tomar nuestro lugar como Hijos herederos de Dios y coherederos con Cristo, mostrándonos una identidad bíblica (1 Pedro 2:9) “Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable”.

Congreso 24, 25 y 26 de Abril 2009

Congreso 24, 25 y 26 de Abril 2009

Luego de entender nuestra identidad en Dios, debemos identificar nuestra posición como Embajadores del Rey para lograr comprender el papel más importante que debemos cumplir. Embajadores del Reino busca afianzar nuestra convicción en las enseñanzas de Jesús acerca de su mensaje central “El Reino de los Cielos se ha acercado…” fue la razón de ser de muchas enseñanzas practicas y parábolas que iniciaba con la frase “El Reino de los Cielos es semejante a…”; pues durante los 3 años y medio de ministerio dedicado a la propagación del mensaje y las “Buenas Nuevas” Jesús mismo vino a cumplir su propósito aquí en la tierra: Reconciliar a la Humanidad con el Padre Celestial. “El cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz”. Coronándose con Gloria y Majestad (Hebreos 1:1-4) se le dio el nombre que es sobre todo nombre, Rey de Reyes y Señor de Señores.

Somos una generación de jóvenes que habita dentro de un mundo lleno de tinieblas, amargura y dolor, cautivo por la culpa y el peso del pecado mas no somos del mundo; fuimos rescatados no por nuestras fuerzas sino por la misericordia del Padre (1 Jn 5:19-20). Dispuestos a llevar el mensaje que Cristo llevo, imitándolo a Él y practicando sus enseñanzas.

Por eso, esperamos que durante este Congreso el Espíritu Santo hable a tu vida, te llene y te edifique para que juntos podamos formar parte de la Estirpe de Guerreros del Reino de los Cielos y cumplamos nuestro papel de Embajadores del Reino.

La Directiva de Jóvenes

Anuncios